Gestión del Riesgo - Manizales

GUARDIANAS DE LA LADERA

E-mail

A raíz de los constantes deslizamientos ocurridos en la ciudad de Manizales en el año 2003, que ocasionaron múltiples tragedias, y que según estudios realizados por la Corporación Autónoma Regional de Caldas, CORPOCALDAS, se logró concluir que más del 50% de los deslizamientos ocurridos se presentaron en zonas donde existen tratamientos u obras de estabilidad construidos por la antigua CRAMSA, por el mismo CORPOCALDAS o por el Municipio de Manizales. Entre las causas importantes se detectaron factores relacionados directamente con la acción antrópica, como por ejemplo, el taponamiento de las obras de manejo de aguas lluvias por potentes capas de basuras y escombros arrojados por la comunidad aledaña, o simplemente presentaban daños y averías por el desgaste normal y por la ausencia de mantenimiento.

 

De esta manera, se identificó que no existía un programa integral de capacitación y cultura ciudadana a la población urbana afectada o expuesta a deslizamientos, que la preparaba para convivir de una manera más sostenible con las laderas. Teniendo en cuenta esto, el gobierno municipal decidió estructurar un proyecto que al tiempo que solucionara esa carencia, permitiera generar oportunidades de empleo para un sector normalmente marginado del mercado laboral formal, como son las madres cabeza de familia.

 

Es así, cómo a partir del mes de noviembre del 2003 se pone en marcha el programa "Guardianas de la ladera", al cual se vincularon habitantes y mujeres de algunas comunas de la ciudad. El programa consistió principalmente en capacitar a las participantes en el cuidado y mantenimiento de las laderas y de las obras de estabilidad existentes, y afianzar en las comunidades el concepto de prevención de desastres, teniendo como un objetivo claro, el concientizar a la comunidad acerca de la importancia del adecuado manejo de las laderas y de la necesidad de ejercer el control y vigilancia de las obras adelantadas en las mismas. En otras palabras, pretendió establecer estrategias encaminadas a que los habitantes de la ciudad de Manizales aprendieran a convivir con las laderas.

 

La experiencia fue liderada por la Alcaldía Municipal de Manizales, así como la Corporación para el Desarrollo de Caldas (CDC), la Corporación Autónoma Regional de Caldas (CORPOCALDAS), la Empresa Metropolitana de Aseo (EMAS) y la Empresa Aguas de Manizales. En la experiencia también se involucraron al Cuerpo Oficial de Bomberos, la Universidad Nacional de Colombia, sede Manizales y la Universidad de Caldas, estas dos últimas a través de prácticas de sus estudiantes de Ingeniería Civil, Trabajo Social, Desarrollo Familiar y Diseño Visual.

 

Durante el año 2004 por ejemplo, en el proyecto participaron en promedio 95 guardianas, seleccionadas según el cumplimiento de dos requisitos básicos, ser madres cabezas de familia y segundo, vivir en las comunas donde se realizaban las actividades. Se estableció paralelamente un equipo de apoyo conformado por profesionales del área técnica y social y por las instituciones mencionadas anteriormente. Estas mujeres son previamente capacitadas en temas sociales (comunicación, liderazgo, valores y participación comunitaria) y en temas técnicos (funcionamiento de las obras, signos de inestabilidad), para posteriormente y gracias a la capacitación recibida, realizar su trabajo de limpieza en las obras de diferentes puntos de la ciudad.

 

Adicionalmente, las Guardianas de la Ladera reportan a las instituciones respectivas, daños en las obras y desperfectos en las redes domiciliarias del alcantarillado; sitios donde se arrojan de manera inconveniente basuras y escombros; áreas con problemas geotécnicos donde existen cultivos limpios, los cuales pueden acelerar problemas de inestabilidad; agrietamientos, humedades y nuevos asentamientos ilegales espontáneos; y, finalmente, difunden su experiencia y conocimiento al resto de la comunidad. Este conocimiento se hizo extensivo especialmente a la población estudiantil de zonas aledañas, en la cual se formaron y capacitaron líderes y multiplicadores del proyecto, y a la comunidad directamente habitante de las zonas de riesgo a través de las Juntas de Acción Comunal.

 

Los resultados obtenidos con el programa han sido muy significativos. Se han recuperado gran cantidad de obras de estabilidad y manejo de aguas, garantizando la seguridad de las comunidades aledañas a las mismas. En términos generales, se ha presentado una notable reducción de los problemas de estabilidad en la ciudad ante la ocurrencia de precipitaciones intensas y los pocos deslizamientos ocurridos no se han presentado en tratamientos de estabilidad existentes; se ha prevenido la ocurrencia de nuevos deslizamientos por el reporte de las guardianas o por su acción inmediata cuando se presentaron algunos eventos; se ha controlado de manera efectiva la aparición de asentamientos ilegales espontáneos en zonas de alto riesgo, disminuyendo las perdidas sociales, económicas y ambientales por efecto de la ocurrencia de desastres; se han propiciado condiciones ambientales mucho más favorables en sitios con problemas de contaminación ambiental por el arrojo de basuras y escombros; se ha establecido una cultura de la prevención de desastres en la ciudad, pues cada vez se encuentran menos basuras en las obras; y finalmente, se ha generado empleo y se ha aumentado el nivel de ingresos de muchas madres cabeza de familia en la ciudad.

 

La labor de educación y cultura ciudadana realizada por las “Guardianas de La Ladera” se complementa con la entrega simbólica de las obras de reducción del riesgo que realiza CORPOCALDAS a las comunidades directamente beneficiadas con las mismas, a las cuales paralelamente se capacita sobre su aporte en el cuidado y mantenimiento de los diferentes tratamientos de estabilidad construidos.

 

El caso de guardianas de la ladera constituye un claro ejemplo de reducción de riesgos con un alto contenido social y comunitario, además, de ser un modelo de la acción conjunta y estratégica de la administración municipal con actores regionales y locales, el sector privado, instituciones académicas y gubernamentales y no gubernamentales. Hoy en día este programa es un modelo a nivel nacional, e incluso ha sido adoptado en otras partes del país.

 

(Fuente: PNUD, 2005; Corpocaldas, 2006; Predecan, 2009).

 

Sigue nuestra actividad en las redes sociales

strojka
Joomla Templates
russia
turne
stati na zakaz