Gestión del Riesgo - Manizales

MANUAL DE EVALUACIÓN DE DAÑOS

E-mail

A raíz de algunos terremotos ocurridos a través de la historia en diferentes países ubicados en zonas de amenaza sísmica alta, ha sido necesario desarrollar métodos para evaluar el daño de las edificaciones que han sido afectadas, con el fin de determinar en forma rápida si son seguras o deben ser evacuadas para proteger la vida de sus ocupantes y evitar que el número de víctimas sea mayor en el caso de una réplica.

 

Se ha demostrado que no sólo es importante el estudio de vulnerabilidad de las edificaciones, sino que también es útil tener métodos para la inspección de los daños causados por sismo con el fin de evaluar bajo un solo punto de vista, el daño físico y llevar a cabo una estimación consistente de las pérdidas. De esta manera se podrán identificar las necesidades de vital importancia de la comunidad y se producirá la información básica para las autoridades en materia de la evaluación y diagnóstico de la situación, con el fin de que se puedan tomar decisiones e implantar medidas económicas y técnicas efectivas para la reducción de las consecuencias producidas por el terremoto.

 

El objeto de la metodología para inspección post-sísmica es evaluar el daño lo más objetivamente posible y definir el nivel de habitabilidad de la edificación, como propósito fundamental de seguridad pública. Sin embargo también se obtiene información relevante para otro tipo de actividades posteriores de manejo de la emergencia, la rehabilitación y reconstrucción.

 

Para la ciudad de Manizales, se ha diseñado un manual de evaluación de daños post terremoto teniendo en cuenta que quienes lo aplicarán serán profesionales relacionados con el sector de la construcción, como ingenieros civiles, arquitectos o técnicos en obras civiles, estudiantes de los últimos semestres de carreras afines. La antigua Oficina Municipal en Prevención y Atención de Desastres (OMPAD), llevó a cabo el proyecto “Preparación para la Evaluación de Edificaciones Afectadas por Sismo” en el año 2003 para la ciudad, el cual contó con la participación de la Asociación Colombiana de Ingeniería Sísmica (AIS) para la elaboración de formularios de evaluación de daños sísmicos de edificios, las guías técnicas de valoración, los procedimientos de respuesta con fines de identificar de la manera más idónea el nivel de habitabilidad y riesgo de los edificios, el registro adecuado de los inmuebles afectados para el mejor manejo de la emergencia y los programas de recuperación y reconstrucción necesarios para la ciudad de Manizales (Predecan, 2009).

 

De esta manera, se desarrolló un manual de campo para la aplicación de los formularios, utilizando una metodología para inspección postsísmica para la evaluación de daños lo más objetiva posible.

 

Los siguientes son los objetivos específicos de la inspección de edificaciones después de un sismo:

 

- Reducir la incidencia de lesiones y muertes de los ocupantes de edificaciones dañadas por un sismo, lo cual puede ocurrir por el daño estructural existente, por la posible caída o volcamiento de objetos o por la ocurrencia de réplicas después del evento principal.

- Registro clasificación y sistematización de información sobre la magnitud del desastre en términos del número de edificaciones habitables, dañadas o que llegaron al colapso, con el propósito de planificar el proceso de rehabilitación y asistencia en la fase de reconstrucción y recuperación de la zona afectada.

- Identificación de las necesidades de la comunidad con relación a la seguridad de sus edificios y las actuaciones que las autoridades del sistema de prevención y atención de desastres deben llevar a cabo para la protección de vidas humanas, el alojamiento de los afectados y el manejo de la emergencia.

- Proveer información para la estimación preliminar y gruesa de las pérdidas económicas directas por daños en las edificaciones.

- Suministrar información técnica que permita el mejoramiento de las normas de construcción sismo resistente y la calibración de curvas de vulnerabilidad y escenarios de riesgo, con el fin de definir acciones a mediano y largo plazo par a la reducción del riesgo sísmico.

 

El procedimiento de inspección se realiza de la siguiente manera:

 

Primero debe haber una preparación para la recolección de datos, lo cual debe estar bajo el Plan de Contingencia, con sus especificaciones. En esta parte se deben conformar las comisiones de inspección, y definir su preparación y obligaciones (evaluadores, supervisores, coordinadores), equipo necesario.

 

Luego de un reconocimiento preliminar de los daños y las zonas de mayor afectación, según lo definido en el procedimiento de evaluación de daños después de un sismo, se procede hacer la inspección de las edificaciones de acuerdo con los pasos específicos:

 

- Examinar el exterior de la edificación, llenar el formulario con la identificación de la edificación y la estructura, evaluar la calidad de la construcción, irregularidades y otros aspectos preexistentes. Así mismo de la fachada, balcones, antepechos, etc. Se debe establecer si las salidas de la edificación son seguras.

- Observar el suelo alrededor de la edificación, para determinar la posible presencia de grietas, hundimientos, deslizamientos o cualquier anomalía en el terreno.

- Examinar la seguridad de elementos no estructurales, identificar la caída de cielos rasos, muros, escaleras o elementos que representen peligro para la vida.

- Evaluar el sistema estructural desde el interior. Se debe analizar el grado de daño de los diferentes elementos estructurales de acuerdo con el tipo de sistema estructural y establecer el porcentaje de elementos afectados en el piso con mayores daños.

- Clasificar la edificación de acuerdo con los resultados de la evaluación. Llenar los avisos para la clasificación de la habitabilidad de las edificaciones e indicar en ellos si la revisión fue exterior o interior y consignar las recomendaciones en el formulario así como en los avisos. Marcar en los mapas el resultado de la evaluación.

- Explicar el significado de la clasificación a los ocupantes de la edificación y especificar si pueden permanecer en la edificación o deben evacuarla. También se debe restringir el acceso a las áreas designadas como inseguras, colocando algún tipo de barreras.

-  Notificar a los coordinadores para que realicen los procedimientos que correspondan por parte de las autoridades pertinentes.

 

Un aporte adicional del manual de Manizales es el desarrollo complementario de una aplicación de inteligencia artificial, Earthquake Damage Evaluation (EDE), con el fin de contar con una herramienta de computador, basado en redes neuronales y teoría de conjuntos difusos, que reduzca la posibilidad de equivocaciones cuando hay dudas. Esto es importante ya que en el caso de la ocurrencia de un sismo, por la magnitud y extensión del problema, debe vincularse un amplio número de profesionales aprendices o inexpertos que deben tomar decisiones sobre la habitabilidad de edificaciones, y con el uso de este "sistema experto" se reduce significativamente el error y además permite la toma de decisiones de habitabilidad y reparabilidad en edificios después de un sismo.

 

De manera adicional, para el año 2007 se comenzó el proyecto de capacitación en el tema y en el uso del EDE a estudiantes de Ingeniería Civil y a la Asociación Caldense de Ingenieros y Arquitectos.

 

Sigue nuestra actividad en las redes sociales

strojka
Joomla Templates
russia
turne
stati na zakaz