Gestión del Riesgo - Manizales

1980 - 1989

E-mail

ACTIVIDAD VOLCÁNICA


El nevado del Ruíz ha tenido varias erupciones que se han caracterizado por haber generado flujos de lodo que han viajado grandes distancias afectando extensas áreas y causando grandes daños materiales así como pérdidas de vida.

Su último periodo eruptivo comenzó en 1984, dando lugar a varios eventos menores de emisiones de ceniza y erupciones que han generado piroclastos tanto de flujo como de caída y flujos de lodo; de estas erupciones la del 13 de noviembre de 1985 produjo el mayor desastre volcánico del territorio nacional: alrededor de 20.000 muertos y miles de millones de pesos en pérdidas materiales en los departamentos de Caldas y Tolima, particularmente los municipios de Chinchiná y Armero respectivamente, además Manizales resultó afectada de manera indirecta al quedar prácticamente aislada del resto del país por vía terrestre debido a destrucción de sus vías de acceso.

 

ACTIVIDAD SÍSMICA

 

El 31 de marzo de 1983 a las 7:00 a.m. se registró un nuevo terremoto que no trajo consecuencias sobre la ciudad pero que semidestruyó la ciudad de Popayán y cuyo epicentro estuvo en el departamento del Cauca.

 

ACTIVIDAD EROSIVA

 

El estudio cronológico de proceso erosivos de Manizales, establece un marcado predominio de los procesos que involucran movimientos en masa; la erosión superficial es moderadamente baja y se presenta principalmente en aquellos sitios desprovistos de cobertura vegetal, en especial en las zonas de explanaciones, en los rellenos artificiales de drenajes y en las superficies de deslizamientos que han sido expuestas a la acción de las aguas.

 

El tipo de suelos característico en Manizales es derivado de los materiales piroclásticos que recubren la mayor parte del área, aunque estos suelos presentan una alta resistencia a la erosión superficial, dada su alta permeabilidad, los intensos regímenes pluviométricos de la ciudad, la escasa vegetación y las condiciones topográficas abruptas pueden generar áreas de escurrimiento superficial con la erosión laminar consecuente.

 

Los fenómenos erosivos observados para este periodo pueden cambiar sus características y desarrollarse a partir de nuevos procesos, por ejemplo: en los sectores de los barrios San Marcel y Alhambra, los fenómenos de reptación dieron lugar a la formación de procesos de erosión laminar; en el sector sur del aeropuerto La Nubia, la erosión laminar y las cárcavas originaron grandes taludes y movimientos de masa. Las cárcavas generalmente empiezan con disección en surcos sobre suelos desnudos en pendientes medias, aumentando su dimensión a medida que encuentran lechos de drenajes rellenados por acciones antrópicas. Este fenómeno se hizo común en los barrios la Carola, Carolita, Estambul y sector sur de la Cumbre.

 

(Textos tomados de Londoño, J., 1998).

Sigue nuestra actividad en las redes sociales

strojka
Joomla Templates
russia
turne
stati na zakaz