Gestión del Riesgo - Manizales

1990 - 2000

E-mail

ACTIVIDAD VOLCÁNICA


Durante este periodo, el volcán Nevado del Ruiz continuó activo y su máxima actividad registrada fue a mediados de 1995, detectándose una actividad sísmica particular de señales sísmicas con apariencia de tornillo. De inmediato se activó el entonces Comité de Prevención y Atención de Desastres, y afortunadamente no pasó de una alerta más para el área de influencia del volcán. El Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Manizales continuo con su monitoreo y vigilancia.

 

ACTIVIDAD SÍSMICA


Cerca del mediodía del 17 y 18 de Octubre de 1992 en el departamento de Chocó y con epicentro en el municipio de Murindó, se presentó un sismo de magnitud de 6,6 grados, el cual causó una gran devastación en un área comprendida entre los departamentos de Chocó y Antioquia; así mismo se registraron algunos daños leves y moderados en las edificaciones de la ciudad de Manizales.

 

Al día siguiente se registró otro sismo de magnitud 7,2 grados y cuyos efectos para Manizales fueron similares a los del día anterior, detectándose el fisuramiento de la estructura de algunos colegios y edificaciones altas de la ciudad.

 

En los años siguientes la ciudad experimentó los efectos del sismo de junio de 1994 cuyo epicentro estuvo en inmediaciones de los departamentos de Huila y Cauca de magnitud 6,8 grados con graves consecuencias para varias poblaciones de esos departamentos y cuyas implicaciones en la ciudad fueron muy leves.

 

En enero de 1995 se registró un fuerte sismo el cual tuvo eco en gran parte del territorio nacional y cuyo epicentro fue en el municipio de Tauramena en el departamento de Casanare, pero sin consecuencia en la ciudad. Luego en febrero 8 del mismo año se presentó un fuerte sismo con epicentro cerca de la ciudad de Tuluá en el departamento del Valle del Cauca, su magnitud se estimó en 5,7 grados y causó graves daños a la ciudad de Pereira, en Manizales se registraron daños leves y moderados en las edificaciones. Por último en este mismo año, el sábado 19 de agosto se presentó un fuerte sismo con epicentro en el municipio de Risaralda en el departamento de Caldas que afectó de manera leve a moderada las estructuras de la ciudad.

 

Posteriormente, el 2 de septiembre de 1997 se registró un fuerte movimiento sísmico en la ciudad el cual causó daños importantes en algunos edificios altos de la ciudad, los daños se concentraron en los siete primeros pisos de las edificaciones, siendo los más afectados aquellos cuyas irregularidades eran más sobresalientes y los daños se concentraron en la mampostería y acabados. En el hospital departamental se detectaron fisuras en su estructura, lo cual fue motivo de análisis a la luz del estudio de vulnerabilidad estructural que se tiene de la edificación. Diciembre 11 de 1997 a las 3:00 a.m., se registró un fuerte sismo cuyo epicentro se estableció en el norte del departamento del Tolima que causó daños moderados y leves en las edificaciones en la ciudad y en particular el hospital departamental sufrió nuevamente en su estructura.

 

Finalmente, en 1995 (magnitud registrada: 6,6) y en 1999 (magnitud registrada: 6,3). Dichos sismos afectaron de manera considerable el Sur de la región cafetera (a la cual pertenece Manizales) y más precisamente a la ciudad de Pereira situada a 60 Km al Sur de Manizales en 1995 (45 muertos, 350 heridos, 700 damnificados y daños materiales por 20 millones de dólares) y a la ciudad de Armenia a 120 Km al Sur de Manizales en 1999 (1200 muertos, 220000 damnificados y daños materiales por 5 mil millones de dólares).

 

ACTIVIDAD EROSIVA


En el año de 1993 se presentó una problemática bastante grave en la ciudad y que se describe a continuación:

 

Mayo 13: Veinte deslizamientos en la ciudad dejaron como saldo dos muertos, cerca de 98 familias afectadas, 6 viviendas destruidas y 15 en peligro, 40 casas fueron evacuadas. Los barrios más afectados fueron Asís, Estrada, Sierra Morena, Galán, las Delicias, La Avanzada, el Tachuelo, San Ignacio, Camino del Medio, Bajo Cervantes, Nevado, Solferino, Comuneros, La Sonora, Aranjuez, Fátima, González y San Jorge.

La tragedia fue causada por el fuerte invierno que afectó a familias de zonas marginadas de Manizales, además de estar consideradas de alto riesgo.

Septiembre 14: Un deslizamiento en el barrio el Tachuelo de la comuna dos de Manizales, causó la muerte a una persona y 4 resultaron heridas. Tres viviendas fueron completamente destruidas y 10 quedaron en grave peligro, dicha zona era considerada de alto riesgo. Ese mismo día un derrumbe taponó por varias horas la vía que conduce a la quebrada Olivares y se presentó un deslizamiento en el barrio Asís, cerca al ocurrido el 13 de mayo. El fuerte invierto fue señalado como principal responsable de la tragedia.

El terminal de transporte urbano de la ciudad en la parte baja del barrio Villa Pilar se inundó. Entre las posibles causas del acontecimiento, se encontraban un sistema de drenaje y alcantarillado insuficiente y la disposición desordenada de materiales de construcción.

Noviembre 28: Diez personas fueron sepultadas entre ellas 3 niños, seis viviendas fueron destruidas y 47 personas perdieron todo lo que tenían por un deslizamiento en el barrio San Cayetano. Fue necesario evacuar dos manzanas de la urbanización. La zona no era considerada zona de riesgo y se había planteado la posibilidad de refugiar allí a los damnificados de otras tragedias.

Diciembre 9: En otro sector de la ciudad el desprendimiento de un barranco destruyó 11 viviendas y produjo daños parciales a otras 2. En las 13 casas vivían 31 adultos y 26 niños. Las causas de la emergencia también se atribuyeron al fuerte invierno por el cual atravesaba la ciudad y gran parte del territorio nacional.

Diciembre 21: A las 6:45 de la mañana una avalancha de tierra arrasó totalmente 16 viviendas, parcialmente otras 13 y dejó sepultadas cinco personas en el barrio la Carolita, ubicado en la zona noroccidental de Manizales. Los organismos de socorro concretaban su labor en el desalojo de las viviendas para evitar una tragedia y la zona fue acordonada para evitar que los propietarios de las residencias arriesgaran sus vidas tratando de sacar sus bienes.

A las 10:00 a.m. la montaña se vino encima de nuevo y algunas moradas que aún estaban a salvo desaparecieron. Muchas personas que se encontraban dentro de sus viviendas semidestruidas, tratando de rescatar algunos objetos, tuvieron que subir a la montaña para salvar sus vidas. El Cuerpo Oficial de Bomberos, la Policía, El Ejército, la Cruz Roja y otros organismos de Socorro, prestaron ayuda a los damnificados y colaboraron con el desalojo de las viviendas, mientras el Comité Local coordinaba la emergencia y las actividades de recuperación.

 

ACCIDENTES INDUSTRIALES


El día martes 18 de julio 1997 a las 11:00 a.m. se registró el derrame de una sustancia bastante tóxica y altamente volátil denominada Xileno, en las cercanías a la ciudad de Manizales sobre la carretera al Magdalena. Dicho derrame afectó de manera directa el cauce de la Quebrada Negra cuyas aguas alimentan la bocatoma de la ciudad. Por fortuna las compuertas de entrada al acueducto se cerraron de manera oportuna y mediante un gran operativo por parte del entonces Comité Local de Prevención y Atención de Desastres se superó la situación de emergencia que vivió la ciudad durante algunos días.

 

(Textos tomados de Londoño, J., 1998).

Sigue nuestra actividad en las redes sociales

strojka
Joomla Templates
russia
turne
stati na zakaz