Gestión del Riesgo - Manizales

INTRODUCCIÓN

E-mail

Cuando se habla del riesgo de desastre se habla inevitablemente de tomar decisiones frente al mismo. Por eso la gestión del riesgo de desastres ha sido una misión importante de los organismos internacionales, que desde los años 90 comenzaron a fomentar la necesidad de incorporar las prácticas y acciones asociadas a la misma en todos los países del mundo.


Es así como la Primera Conferencia Mundial de Reducción de los Desastres de Naciones Unidas, en Yokohama, Japón, en 1994, definió dentro de su plan de acción que los países deben expresar su compromiso político para reducir la vulnerabilidad mediante declaraciones, medidas legislativas, decisiones de política y medidas al más alto nivel, para la aplicación progresiva de planes de evaluación y reducción de desastres a nivel nacional y comunitario.


De la misma manera, la Segunda Conferencia Mundial de Reducción de los Desastres, de la Estrategia Internacional de Reducción de Desastres de Naciones Unidas, en Kobe, Hyogo, Japón, en el año 2005, incluyó en el Marco de Acción de Hyogo como primera prioridad de acción “Velar porque la reducción de los riesgos de desastre constituya una prioridad nacional y local dotada de una sólida base institucional de aplicación”, a partir de: marcos institucionales y legislativos nacionales (como plataformas nacionales multisectoriales, incluir políticas de reducción de riesgo en los planes de desarrollo, incluir en la legislación la reducción del riesgo, descentralizar responsabilidades y recursos para la gestión), recursos y participación de la comunidad.


Se puede decir que para la política o estrategia de Estado se deben considerar cuatro aspectos específicos (Cardona, 2005):

  • La identificación del riesgo (que comprende la percepción individual, la representación social y la estimación objetiva)
  • La reducción del riesgo (que involucra propiamente a la prevención-mitigación)
  • El manejo de desastres (que corresponde a la respuesta y la reconstrucción)
  • La transferencia del riesgo (que tiene que ver con la protección financiera)


Para cumplir con estos objetivos, se debe contar con unos instrumentos, los cuales de acuerdo con la experiencia de diversos procesos en diferentes países, a un nivel nacional podrían ser (Cardona, 2005):

  • El Sistema Nacional de Gestión de Riesgos
  • El Plan Nacional de Gestión de Riesgos
  • El Plan Nacional de Emergencias
  • El Sistema Nacional de Información para la Gestión de Riesgos
  • El Fondo Nacional para la Gestión de Riesgos


En Colombia la incorporación de la gestión del riesgo comienza con mayor fuerza desde 1988, con la creación del Sistema Nacional para la Prevención y Atención de Desastres (hoy Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (SNGRD), del cual hacen parte los ministerios, departamentos administrativos, el Departamento Nacional de Planeación y las entidades descentralizadas, así como todas las entidades territoriales, que deben tener en cuenta en sus planes de desarrollo el componente de prevención de desastres. Posteriormente el Plan Nacional de Prevención y Atención de Desastres en 1998, hace un direccionamiento a las actividades en el tema, promocionando la descentralización de las responsabilidades en gestión de riesgos. Finalmente, bajo la Ley 1523 de 2012 en la que se crea la Política Nacional de Gestión del Riesgo de Desastre, se desarrolla el Plan Nacional de Gestión del Riesgo de Desastre.


Estos avances en el país han influenciado sin duda la gestión del riesgo en el ámbito local, ya que la ciudad de Manizales, viene incluyendo en sus planes de desarrollo y ordenamiento territorial políticas e instrumentos para la prevención y el manejo de los mismos.


Sigue nuestra actividad en las redes sociales

strojka
Joomla Templates
russia
turne
stati na zakaz